La polémica con el árbitro Diego Haro no es nueva, #sinverguenzura #futbol #fifa #conmemol #venezuela

c38aadbxaaa2kldEl árbitro en cuestión fue uno de los principales protagonistas a los largo de todo el encuentro, al igual que en un lejano 2013 

La Vinotinto cayó derrotada un gol por cero ante Brasil en la fecha tres del hexagonal final del torneo Sudamericano Sub 20 acompañado de un arbitraje que dio y dará mucho de que hablar por un largo tiempo.

Se trata del peruano Diego Haro, personaje conocido por los muchachos que ahora militan en esta categoría. Y es que, en el mismo torneo pero en el Sub 17 de 2013, Venezuela también se vio perjudicada por este juez.

Diego Haro – Portal Andina

Todo empezó con una polémica tarjeta amarilla para el criollo Yangel Herrera, quien ya estaba apercibido y no podrá disputar el vital compromiso ante Uruguay. En la jugada, el agredido fue el propio venezolano, lo que Rafael Dudamel interpretó como mala intención.

“Nos intentó meter en un arco en jugadas puntuales, con agresiones contra nuestros jugadores. Fue a buscar a Yangel Herrera para sacarle amarilla en una jugada donde él había sido el agredido; claro, él sabía que tenía amarilla”, dijo dejando entrever que sólo quería perjudicar al capitán vinotinto.

En el minuto 87′, el delantero Felipe Vizeu fue a pivotear una pelota con el propio Herrera. En el forcejeo, el brasileño tomó por el hombro al jugador criollo y éste se quedó de pie esperando la falta a su favor. El árbitro no concedió nada, y con el arco para él solo, Vizeu la mandó a guardar al ángulo izquierdo de Wuilker Fariñez, quien no tuvo nada que hacer.

Inmediatamente, los jugadores brasileños invadieron el área del contrario para celebrar, cosa que molestó al entrenador nacional.

“Lo primero que dicen los cuatro árbitros cuando van al chequeo con el delegado de campo es que por favor no invadan el otro sector en las celebraciones, hoy toda Brasil fue al otro lado de la cancha y ni una tarjeta amarilla. ¿Entonces cómo nos ganamos el respeto? Si no es con fútbol, como lo han hecho estos muchachos ¿cómo se gana el respeto?”, expresó.

Justo después de eso, un futbolista de Brasil pasó caminando por todo el lado del campo vinotinto y se lanzó al piso mostrando señales de dolor por un calambre. Lo fueron a atender y el partido estuvo demorado varios minutos.

Durante todo el encuentro, el árbitro Diego Haro se enfrascó más en conversar cada una de las jugadas con todos menos en cobrar, ser efectivo y hacer respetar sus decisiones. Cada vez que había una falta, el encuentro se demoraba mínimo dos minutos.

Luego de realizados los seis cambios respectivos, el árbitro decidió agregar apenas cuatro más al compromiso con el marcador ya uno a cero a favor de la canarinha. Por el contrario, en la fecha anterior, Venezuela llegó al final del encuentro ganando cuatro tantos por uno y decidieron agregar seis minutos más. El conjunto loca logró anotar uno más en el 95′.

Pero ante Brasil, rozando el segundo minuto de agregado contra Brasil, Josua Mejía recibió una falta un poquito más allá de la mitad de la cancha. Iniciaron los reclamos, y mientras Haro le indicaba donde poner el balón a Heber García, Mejía fue golpeado en la nariz por un jugador brasileño.

El cuarto árbitro llamó al juez principal para indicarle una irregularidad en la banca del pentacampeón sudamericano, ignorando por completo las protestas del criollo con sangre en el rostro.

El propio Rafael Dudamel tomó al jugador y se lo llevó al cuarto árbitro mostrándole la cara del defensor al tiempo que explicaba la situación. Ante esto, el juez hizo caso omiso y continuó el partido como si nada hubiese pasado. “En su cara le rompen la nariz a Josua Mejía; y claro, él al brasileño no lo podía expulsar”, declaró el estratega.

Luego del revuelo, y cuando ya se disponían a cobrar el tiro libre, y con un brasileño en el suelo, el juez Haro fue directo a mostrarle la cartulina roja al criollo García.

“Ya sabíamos cómo venía la mano, estábamos advertidos; sin embargo, con todo ello fuimos capaces, desde nuestra capacidad deportiva, porque nadie nos ha regalado nada y nos han querido quitar mucho y no van a poder con Venezuela, Venezuela va a estar en Corea del Sur”, agregó de manera contundente.

Haro tiene historia

“Después de este atentado a la dignidad, este atentado a lo deportivo, después de esta maniobra contra Venezuela, difícilmente se puede ser tan educado. Invito a todos los que siguen a la selección y a los que gustan de buen fútbol a que coloquen en las redes sociales: Sudamericano sub-17 San Luis Argentina. Busquen el partido en la primera fase entre Argentina y Venezuela. Argentina ya venía de ser eliminada en la Sub-20 y de perder los dos primeros partidos contra Ecuador y contra Paraguay. En este tercer partido enfrentó a Venezuela, ¿y quién era el árbitro principal? El mismo de hoy”, sostuvo.

En dicho certamen, el propio Haro y todo el conjunto arbitral perjudicó de manera descarada al cuadro vinotinto, también dirigido por Dudamel. Estos que ahora se encuentran en la categoría sub 20.

Además de eso, la selección argentina se vio beneficiada en varios de sus encuentros hasta quedar campeón de la justa solo por diferencial de goles sobre Venezuela.

Un gol mal invalidado por una posición adelantada que nunca existió y un penal claro que no le cantaron a la Vinotinto, sentenciaron la actuación arbitral en aquel entonces.

Se jugó su carrera

Dudamel, en su coraje, tildó de “intocables” al gremio de árbitros e invitó tanto a la Federación de Fútbol Venezolano, como a otros dirigentes y federaciones, a unirse en contra de esta situación.

“Lo que normalmente sucede es que cuando se pone la protesta se ensañan más y van contra el que la pone, porque son un gremio bravo, son el gremio de los intocables. Y me estoy jugando mi carrera hoy aquí, pero por lo que hicieron hoy contra Venezuela me juego mi carrera aquí, contra este gremio que hoy nos ha hecho alejarnos de un empate”.

No se puede funcionar de esta manera. Ahora yo lo menos que espero es que nuestra Federación tome cartas en el asunto, porque hay espacio para cada uno, lo nuestro es dentro de la cancha. Y espero que nuestros dirigentes, así como todo el país vio de la manera como hoy impartieron justicia, tengamos respetuosamente una solicitud de revisión de lo que ha sido este partido y después ya sabemos lo que viene”, instó.

Molestaba el invicto vinotinto

Si hay algo que le faltó a esta selección durante todo lo que va de torneo fue la efectividad. Venezuela se ha mostrado muy bien ante cada uno de los rivales que enfrentó pero siempre faltaba quien marcara ese gol que concretara el buen juego.

Cuatro empates llevaron a Venezuela hasta el hexagonal final del torneo. El primer partido frente a Colombia Yefferson Soteldo pudo marcar de tiro libre para abrir el marcador ante los constantes intentos fallidos de sus compañeros.

Sin embargo, al minuto 86′, nuevamente el arbitraje fue protagonista y le cobró un penal polémico y discutible al combinado cafetero. Wuilker Fariñez se lanzó en su área y con las manos logró sacarle la pelota al delantero con un ligero roce.

El penal fue cobrado causando el quinto empate consecutivo para los vinotintos, quienes anhelaban iniciar con pie derecho esta fase y conseguir esa victoria que se le había hecho esquiva.

Pero, ante Ecuador fue la excepción, la selección nacional pudo doblegar al conjunto local y mantenerlo a raya hasta golearlo cuatro por cero durante gran parte del compromiso. Un penal cobrado a favor de Ecuador al final del encuentro comenzó el condicionamiento.

Un compromiso sellado y por diferencia de tres, recibió poco tacto o algo más por parte del juez del encuentro y agregó la exagerada cifra de seis minutos, en los cuales los ecuatorianos lograron marcar un segundo tanto que atentó contra el diferencial goleador de los venezolanos.

Episodios como este deben quedar en la memoria del fútbol sudamericano y mundial, porque la ética de los árbitros y de la propia Conmebol, ente encargado del torneo, quedó expuesta.

“Solamente le digo a los medios que no pueden seguir protegiendo, no pueden seguir alcahueteando este tipo de sinverguenzuras, busquen el nombre y el apellido y ponganlo en el titular ya, que lo sepan, porque hoy se lo han hecho a Venezuela, mañana se lo van a hacer al país que representa cada uno sin vergüenza alguna. Yo recuerdo un día, cuando tenía que salvarse el local, allá en Argentina y me dijeron: tranquilo, profe, que de aquí en adelante se lo ponemos mano a mano. Ese es una sinverguenzura, es una categoría formativa, entendemos que hay muchos intereses; pero lo de hoy es indignante”, finalizó.

Fuente:Ovaciondeportes.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s